24/9/09

¡INTRÍNGULIS CHÍNGULIS!


1983. Canal 9. Diez años de edad. Mi gran obsesión era ganar un concurso de algo. No importa lo que fuera. Quería ganarme algo. Mi fe en los concursos y en los desafíos bravos era enorme. Llevaba el orgullo de haber ganado una pelota en una kermesse y unas empanadas en un sorteo para la cooperadora escolar. Y de pronto, surgía la tentación de vencer a una máquina - computadora... Y la chance me la daba aquel programa de televisión que alegraba mis cafés con leche de 1983. Es que por la tele daban El Club de Anteojito y Antifaz...


Gachi y "Beru" (así le le decían) saliendo de los Anteojos gigantes. Debajo, el apoyo de la revista al programa de Canal 9

Los conductores eran Gachi Ferrari y Berugo Carámbula. El programa era similar al Club de Anteojito y Antifaz de finales de los años sesenta, que se había emitido con mucho éxito. Como en aquel ciclo, los payasos no podían estar ausente, y Cañito y Firulete hacían lo suyo con un oficio que hoy en día se extraña.

Los queridos Cañito y Firulete, "Rositaaaa poné los raviolesssss"...

Berugo Carámbula mostraba un feeling muy especial con los chicos, era como una especie de “tío o primo canchero” que hablaba en su mismo idioma. Otra faceta más para destacar del que luego fuera un excelente animador de programas de la década del ochenta. Por otro lado, Gachi venía de un conflicto con Fernando Bravo en el ciclo “A todo color”, y de comenzar la primera etapa de “Telejuegos” (luego continuaría Cecil Charré), ambos ciclos en ATC. Gachi era una cara muy habitual tanto en revistas como en la tele, había sido partenaire de Petete y participado de otros programas infantiles (el recordado Supershow Infantil, de 1979, junto al propio Berugo, Alberto Muney y Mónica Jouvet) y en El Club de Anteojito... se la veía como pez en el agua.

Gachi y Berugo en plena conducción. Una de las secciones era la de la elección de la Reina de la Primavera (segunda foto)

Pero, tal vez la sección más recordada, era la de La Maquinola. La Maquinola era un máquina computarizada que presentaba complejos engranajes y supuestamente una memoria con una capacidad de almacenamiento de datos que la convertía en un desafío para cualquier mortal. Luego de unos minutos, la Maquinola extraía una tarjeta con una pregunta complicadísima. La revista Anteojito lanzó un concurso para los que no nos presentábamos en el programa. Había que responder determinada cantidad de preguntas y sorteaban 120 premios!. Todos queríamos ganar. A tal fin, decidimos llevar las revistas al grado. Y Beatriz, la seño de Quinto, nos dió “una manito” para responder y enviar. Ninguno de nosotros obtuvo premios. Pero la ilusión compartida, y el hecho de destinar unos minutos de clase para un objetivo colectivo, es algo que no olvidaré.
No era fácil vencer a La Maquinola. Todo el material fotográfico de este ciclo se lo debo a Omar Acosta, uno de los fanas más importantes de la obra de Don Manuel García Ferré que rescató desde sus Anteojitos verdaderas perlitas, como las siguientes fotos de la época de La Maquinola:


Qué ganas de vencer a la Maquinola que uno tenía!. En las primeras dos fotos, un niño respondiendo y ganando, (casi un héroe, no era fácil vencerla) Debajo, la canción de la Maquinola, y luego una de las tapas de Anteojito anunciando el concurso y el álbum de figus de El Club. Para terminar la página del concurso con el cupón que muchos queríamos responder bien (click para agrandar). (Gentileza de las fotos: Omar Acosta)

Este programa, como habíamos comentado más arriba, había sido un éxito hacia finales de los años sesenta, con varios conductores, entre ellos Juan Carlos Altavista (click aquí) y en ese 1983 heredaba el despliegue de aquella época conteniendo muchísimas secciones, por ejemplo, Los cuentos de Larguirucho, el Cartero Josecito que traía siempre una buena nueva, los micros de Fu - Fi (antes Chipi, hubo que cambiarle el nombre debido a un juicio que alguien de apellido Chipi le hizo a la Productora), los consejos de El Patriarca de los Pájaros, y por supuesto, se han llegado a ver tanto cortos de Hijitus como segmentos de la película Mil Intentos y un Invento, que tiene como personajes principales a Anteojito y Antifaz y que por estos días se está vendiendo en DVD. Uno podía escribir y la producción mandaba el Diploma de El Club a domicilio. Vagamente me viene a la memoria el estribillo del tema del ciclo, (“...En el Club de Anteojito y Anrifaz, te divertirás/ juegos y sueños, en el Club de Anteojito y Antifaz muy feliz serás...” )


El cartero Josecito, Fu-Fi (antes Chipi), la sabiduría de El Patriarca de los Pájaros, y el diploma que el programa enviaba a casa de quienes escribían y se asociaban.
El ciclo duró solamente un año. El Club de Anteojito y Antifaz, que había transitado con éxito en “El Nuevo Nueve”, no continuó en el Canal 9 Libertad que Alejandro Romay adquiriría unos meses después. La transición de un gobierno militar a uno democrático dejó tanto a algunos programas como a varios artistas desdibujados en el tiempo. No la volvimos a ver a Gachi Ferrari. Similar suerte corrieron Pipo Pescador, el Pato Carret, Carozo y Narizota y al Maestro Carlitos Balá le ha costado conseguir empleo. Además, luego, algunos programas infantiles prefirieron pasar dibujitos enlatados y ofrecer muy poco contenido.
Se extrañan esos programas, pero sobre todo, este ciclo tenía una magia especial, la del universo de Don Manuel García Ferré. Desde el blog hermano de Tele Retro, El Show de la Vida, se ha lanzado una propuesta para que Don Manuel tenga una calle, una plaza o un Monumento( click aquí). Los homenajes deben hacerse en vida, y una persona que ofreció, mediante sus productos tanta ternura y calidez, siempre recogió gratos recuerdos y agradecimientos. El 22 de septiembre será proclamado Ciudadano Ilustre. Pero resta, como se dice, "el bronce", la perpetuidad. Qué mejor que una calle o plaza para ello. En este post de hoy, todas las imágenes, cedidas por Omar, fueron perlitas, porque es muy difícil hallar fotos de este programa. Pero resta una perla más: ¿les gustaría ver a la Maquinola hoy en día?. Hace un tiempo mi amigo Carlitos Carella, se dio el gustazo de conocerla. Su cara de felicidad refleja todo. Ésta es la última perlita de hoy, la querida Maquinola hace un año atrás:
La Maquinola hace un año atrás. Junto a ella Carlos Carella. ¿Habrá enviado el cupón?

No salí sorteado para vencer a la Maquinola. Pero no me importó. En la impronta del recuerdo, quedarán aquellas tardes de café con leche, matizadas con concursos e ilusiones, con Maquinolas, con Firuletes y Cañitos, con Gachis y Berugos, y, sobre todo, con el mágico y fabuloso mundo creado por Don Manuel García Ferré, un ser humano... con un corazón ilustre...
Entrá aquí y encontrá la nota que le realizamos junto a Marisa Catania, a Don Manuel García Ferré

Gus




Publi Retro: Chocolates Águila

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Plantilla creada por laeulalia basada en la son of moto de blogger.