28/11/10

EL BATI - PROGRAMA


Un fin de semana de borrachera no necesariamente puede derivar en algo lamentable. Sino, que lo digan William Dozier y Lorenzo Semple Jr., guionistas del piloto de Batman realizado en 1965. Es que en ese estado de ebriedad ambos pergeñaron el guión de algo que había sido pedido por los directivos de la cadena ABC, como de corte policial de tono serio.
La idea surgió cuando Douglas Cramer, ejecutivo de dicha cadena, visitó el Club Playboy de Chicago, en donde se proyectaban sólo para divertimento los seriales de Batman realizados en los años cuarenta. Fue a partir de allí que se puso en contacto con Dozier, quien era el titular de Greenway Productions y además, amante de los comics (según dicen, le daba vergüenza que esto último se supiera).
Y tras ese fin de semana "etílico" se guionó el piloto y comenzaron a buscar a los protagonistas. Adam West fue el elegido y Lyle Waggoner (quien sería conocido por encarnar a Steve Trevor en The Wonder Woman) había llegado por detrás, para reemplazar a West si algo sucedía.

Adam West y Burt Ward, pilares de Batman y Robin (foto de la web)

Adam venía de participar en varios "spaghetti westers" y no estaba muy convencido de este proyecto. Dozier lo había visto en un comercial de Nestlé haciendo de Capitán Quick, una especia de parodia de James Bond. Lo que convenció a West fue el tono humorístico irreverente del guión.
Si bien hallar al actor que interpretaría a Robin fue más difícil, el elegido fue Burton Gervis, quien se cambiaría el nombre para ser Burt Ward.
Quien esto escribe, ama a Batman. El estilo de súperheroe difiere notablemente con el de Superman. Tal vez Batman y El Hombre Araña han sido héroes en todo el sentido de la palabra, venciendo situaciones traumáticas y saliendo adelante, pese a los intentos norteamericanos de querer ubicar a Superman como "el héroe de todos los tiempos". En fin, son opiniones. Recuerdo algunos veranos en la vieja tele blanco y negro de mi tía abuela, observando los capítulos de Batman, y siempre me llega a la memoria uno en donde se juntan todos los archirrivales del Dúo Dinámico para acabar de una vez por todas con ellos. Era una serie muy atrapante.
Continuemos con el elenco. Alan Napier fue Alfred, el mayordomo; Neil Hamilton el comisionado Gordon y Madge Blake como la tía Harriet. Según se cuenta, se incorporó a Harriet para ahuyentar a los malpensados que hacían raras conjeturas sobre el hecho de que dos hombres vivan en una mansión solos.
A diferencia del comic, hubo un personaje inventado sólo para la serie, el jefe de Policía O' Hara, interpretado por Stafford Repp.



La intro célebre de Batman... me mata


La ABC aún seguía en la duda sobre el éxito de este proyecto, pero había mucho dinero invertido (la Baticueva costó 800.000 dólares) y había que jugarse a todo o nada, ya que en las mediciones de audiencia las cosas no estaban marchando bien.
El primer capítulo se estrenó el 12 de enero de 1966, se llamó "Hi Diddle Riddle" y contó con la participación de Frank Gorshin en el rol de El Acertijo. Este capítulo fue tomado de un episodio del número 71 de la revista del héroe de Ciudad Gótica.
El programa fue un exitazo y estalló la Batimanía. El Batman de aquellos seriales de hacía más de veinte años era oscuro y obedecía a una lógica del cómic. Pero éste de la década del '60 además de contar con humor, tenías rasgos absolutamente psicodélicos tanto en los colores como en los estilos.
Una característica de la serie es la voz en off del propio Dozier (en la primera temporada) diciendo, al finalizar el capítulo: "Mañana, por la misma Bati-Hora y por el mismo Bati-Canal". Y lo que muchos recordamos de nuestra niñez, son las onomatopeyas de la serie: "Paf", "Kaboom", "Boof" y varias más, que salían con las estrellas típicas de historieta remarcándolas.

Las onomatopeyas clásicas, ahora en la tele. Gentileza : www.ozoux.com/

En la Baticueva, Batman y Robin salían por unos tubos que los conducían al Batimóvil. Bruno Díaz movía un dispositivo que estaba oculto en un busto de Shakespeare y detrás de la biblioteca ellos podían acceder. El truco para no encimarse era el siguiente: Adam West tomaba el Batitubo un rato antes y cuando Burt Ward lo hacía, West ya había dado el primer giro.
La base para el Batimóvil fue el Ford Lincoln Futura F4, que había sido utilizado por Glenn Ford en la película "It Started with a kiss" y fue reacondicionado por George Barris, quien había sido responsable de los coches de Los Beverly Ricos. El Avispón Verde y nada menos que de El Auto Fantástico. Barris retuvo los derechos de su creación y se lo alquilaba a la productora por semana. Nada tonto el muchacho.
Imposible no recordar la Batilancha, el Baticóptero y la Batimoto, entre otros.
Los villanos estaban compuestos realmente para el aplauso. Así desfiló, como dijimos, Frank Gorshin como El Acertijo, y este papel lo realizó en una ocasión, reemplazando a Frank, John Astin, quien encarnara a Homero en Los Locos Adams. Debo decir que El Acertijo era uno de mis villanos favoritos junto con El Pingüino.
Y hablando de éste último imposible olvidar a Burgess Meredith, quien le dio un toque fuera de guión al personaje. Meredith no soportaba el cigarrillo y para disimular su tos se le ocurrió hacer el "cuac cuac" característico que le conocimos a El Pingüino.

El Pingüino, el Guasón, El Acertijo y la segunda Gatúbela, interpretada por Lee Meriwether, quien sustituía a Julie Newmar. Lee también ha sido la Doctora Ann Mc Gregor de El Túnel del Tiempo. Imágenes de la web.

También podemos recordar a El Guasón, encarnado por César Romero. Este fue uno de los villanos que no faltó en ninguna de las tres temporadas de la serie y uno de los favoritos de la gente. Completan la galería de "malvados": El Capitán Frío (George Sanders, luego Otto Preminger y más tarde Eri Wallach; Zelda la Grande (Anne Baxter); El Sombrerero Loco (David Wayne); Falsafaz (Malachi Throne, aunque al principio ubicaban un signo de interrogación en donde iría el del actor para reforzar al personaje); Julie Newmar (Gatúbela) y Víctor Buono como El Rey Tut. Una pena que en la serie no apareciera El Espantapájaros o Dos Caras, personajes brillantes del comic.
Hubo más actores, más personajes malvados y también de los nobles, como fue el caso de Batichica, interpretada por Yvonne Craig, e incorporada en la tercera temporada.
La serie fue un boom en cuanto a merchandising y el ráting explotaba. El capítulo iba los miércoles, duraba media hora y sobre el final el Dúo Dinámico caía en una trampa de la cual debía salir pero siempre en el "próximo episodio".

Batman en pleno éxito. Aquí en la tapa de "Tv Guide" (gentileza "Cuando era Chamo")

La alteración de los nombres para el doblaje se debe a que se tomaron los publicados en las revistas de la Editorial Mexicana Novaro (por ejemplo, Comisionado Gordon / Comisionado Fierro; Bruce Wayne / Bruno Díaz).
En la segunda temporada las rutinas se hicieron previsibles, pero la caída se evitó con la incursión de varias figuras invitadas que "asomaban la cabeza por la ventana" mientras Batman y Robin ascendían un muro a través de la Batisoga. Así desfilaron: Bruce Lee, Joe Besser (uno de los últimos Tres Chiflados), y Jerry Lewis entre otros.

Adam West y Burt Ward junto a Ivonne Craig en el rol de Batichica (gentileza Libro de Oro de la televisión Argentina, material propio)

Luego hubo dos episodios semanales y en la última temporada, sólo uno que no dejaba espacio para el "continuará" porque se resolvía la trama dentro de esos instantes de emisión.
En la última temporada el ráting cayó y fue levantada. Se hicieron programas especiales, una película y mucho de lo que pasó después es historia conocida.
El detalle fuerte es que tanto Adam West como Burt Ward quedaron "prisioneros" de sus personajes y les costó mucho salir del encasillamiento.
En 1989, aprovechando el éxito de la película de Tim Burton, Canal 13 lanza al aire "El Club de Batman" conducido por Guillermo Mazzuca, en donde se emitía la vieja y querida serie. A la fecha de cierre de este post, la serie se está emitiendo por el canal de cable TCM los domingos a las 10 de la mañana en Argentina.



Batman reflejado en mis muñequitos Jack y un Robin sin capa, vaya a saber de qué colección sería (material propio)

Las películas posteriores, los cambios en los perfiles del personaje, son harina de otro costal. La intención de este post es recordar esa serie tan magnífica, tan brillantemente concebida desde el humor y la sátira, y esos tiempos en donde si nos sentíamos angustiados por algo, sabíamos que a determinada hora, en la tele blanco y negro, nos "salvarían" del aburrimiento nuestros queridos héroes, esa dupla conocida como el "Dúo Dinámico".
¡Kabloom!. ¡Santos recuerdos, Batman!

Gus
Datos: Under Cover - Rafael Daloi

Publi Retro: Premio a Petete en Revista Labores (1974) Gentileza: Ay Constanza!

9/11/10

¡CHANFLE!


Por lo general, en Tele Retro comenzamos los posts anunciando el año y el canal del programa en cuestión. Pero sería injusto reducir a Chespirito a un sólo año. Es que la obra de Roberto Gómez Bolaños ha sido de una envergadura tan grande, que trasciende los tiempos.

Ya hemos realizado un post sobre El Chavo, tal vez el personaje más importante de su autoría.
Pero en este caso, recordaremos a Bolaños sin el gorro de El Chavo, en la piel de varios personajes más que nos han hecho reír, llorar y hasta aprender buenas costumbres con mensajes claros y sencillos.

Florinda Meza, Bolaños, María Antonieta de las Nieves y Edgar Vivar. Lo que es lo mismo a decir, La Popis, El Chavo, La Chilindrina y Ñoño (imagen blog La Chicharra)

No marcaremos datos biográficos, porque para ello está la gente de Wikipedia y cientos de sitios en la web que darán referencias certeras. Apenas mencionaremos, al pasar, que el apodo "Chespirito" se lo puso el director cinematográfico Agustín Delgado, en referencia al talento que tenía Roberto para escribir historias similares a la de Shakespeare, así como también a su baja estatura. En este post nos limitaremos a recordar. Y recordando, esos límites trascenderán nuestro presente y sin dudas, nos harán retornar por un instante a nuestra infancia.

Chespirito en el rol de "Romeo". Los cuentos que narraba El Chapulín, con una biblioteca de fondo eran realmente atrapantes. Uno de mis favoritos era "El Sastrecillo Valiente". (foto: blog La chicharra)

Comencé a ver El Chapulín Colorado allá por 1978, en mi vieja casa natal de la calle San Blas. Si bien me enganchaba más con El Chavo, recordemos que primero se hizo conocido El Chapulín, al igual que en México. Y el hecho de ver en la televisión un héroe tan extraño, tan falible, era algo realmente sorprendente. Y a través de la historieta continuó ese idilio, ya que existía una revista muy querida por mí, llamada Mundo Infantil. En la misma, se brindaba un popurrí de historietas de los personajes más populares del momento. Y El Chapulín, junto con El Chavo, era un imán impresionante para "tenerlos en papel".

Una revista increíblemente buena (foto de la web)

Pero no había que parecerse al Chapulín, ¡había que serlo!. Las caretas no escapaban a ello. Hace poquito conseguí las caretas con las que jugaba en mi infancia:

Si Bolaños hubiera arrancado en la década del '90, sin dudas hubiera triplicado sus ingresos en materia de lo que en estos tiempos se conoce como "merchandising". Esto es una sólo una muestra de algunas revistas que tuvieron en tapa a Chespirito:

Bolaños para todos los gustos. En la piel de sus personajes o en los momentos de su vida privada (imagen blog La Chicharra)

En una de sus tantas visitas a Argentina, recuerdo un diálogo entre Bolaños y Mario Mactas, en donde el periodista le señalaba que El Chapulín no era un héroe de la talla que podía tener Superman. Bolaños, con esa serenidad que lo caracteriza, le indicó que el gran valor que tenía El Chapulín consistía en tener miedo y pese a eso, arriesgarse a enfrentar el riesgo. Superman podía ser valiente por naturaleza pero El Chapulín temblaba de temor, y pese a eso sacaba fuerzas para vencer. Esta anécdota me pegó muy fuerte e indudablemente me marcó en lo que a verdaderos conceptos de valentía se refiere.

Hermosa foto en blanco y negro del Chapulin con Florinda Meza (imagen blog La Chicharra)

El disco de El Chapulín Colorado ha sido uno de los primeros que tuve en mi vida. Me gustaba mucho la tapa, y el contenido era tan bueno que mi Winco no dejaba de emitir esas canciones inolvidables, y este Long Play tenía una particularidad: la mayoría de las canciones estaban interpretadas por El Chavo, era una gran apertura y una invitación a comprar el LP del querido personaje de la Vecindad.

El disco que aún conservo. Por demás querible (imagen propia)

Es que Chespirito siempre ha tenido el propósito de dejar un mensaje en todas sus obras. La preocupación por la pobreza en el caso de El Chavo, la situación de miseria de los malandras, como se da en El Chómpiras y Peterete (luego El Botija), la caracterización de los ancianos ("¿insinúa que soy viejo?", preguntaba el Doctor Chapatín) y hasta la ironía de Los Chifladitos (uno de mis sketchs favoritos), que dentro de un contexto de locura, podían resolver situaciones que más de un cuerdo no lo lograría. El siguiente es un sketch típico del cine mudo humorístico, en este caso hablado y muy bien desarrollado por Chaparrón Bonaparte y Lucas:



Un dato no menor es que Chespirito estaba muy bien rodeado. Actores de la talla de Ramón Valdez, Carlos Villagrán, Angelinez Fernández, Edgar Vivar, María Antonieta de las Nieves, Rubén Aguirre y Raúl "Chato" Padilla han engalanado históricas jornadas de trabajo. El rol de Florinda Meza como actriz puede ser discutible, más allá de su recordada Doña Florinda o La Chimoltrufia de Los Caquitos.
La película El Chanfle, estrenada en 1979, probablemente haya sido la primera que he visto en cine. Hace poquito tiempo me la han podido conseguir y quería compartir con ustedes un fragmento de la misma. En esta película, se reúne el elenco más completo que haya participado en el ciclo de Chespirito, ya que en el mismo, nunca habían actuado juntos Carlos Villagrán y Ramón Valdez junto a "Chato" Padilla. Si bien no comparten escenas en el film junto a quien personificara a Jaimito el Cartero, integran con él por primera vez un reparto (el único acercamiento es cuando Padilla "salta" por encima de Villagrán en el vídeo que veremos a continuación):



Y una perlita es esta imagen, obtenida del blog "La Chicharra", de la tapa del disco de Florinda Meza interpretando una de las canciones de El Chanfle.


Volviendo a ver la peli de grande, reconozco que está bien hecha, interpretada al más puro estilo Bolaños, con gags efectivos y buenas actuaciones.
Quedarán muchos personajes por mencionar y muchas frases. Pero tenemos la suerte de estar hablando de un personaje que se ganó la vigencia permanente, ya que sus creaciones han marcado la huella imborrable de los grandes. Alguna vez dijimos que Alberto Olmedo era el artista más trascendente de Tele Retro. Ahora redoblamos la apuesta y sumamos a Don Roberto Gómez Bolaños a ese nivel de grandeza.
Dejamos para el final la última perlita de este post, una foto increíblemente rara y para el aplauso:

Un "Chavo Colorado" o un "Chapulín con gorra" (imagen del blog La Chicharra)

Mucho se ha hablado detrás de cámara de las relaciones de Roberto Gómez Bolaños con el resto del elenco. No es un tema que sea de interés tratar en este post. Algo similar sucede con Martín Karadagián. Lo insoslayable e irrefutable es que ambos han creado universos en donde muchos encontramos un mundo en donde "sospechábamos desde un principio", que podríamos entrar y salir de él cuando quisiéramos.
No hay de qué... sonomás de papa...

Gus
Imagenes propias, de la web
y de http://lachicharra-brasil.blogspot.com/



Publi Retro: Volkswagen 1975, en Revista La pequeña Lulú, Editorial Novaro, 1975

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Plantilla creada por laeulalia basada en la son of moto de blogger.