30/3/11

DETRÁS DE LA "MAMITA"...


1988. Canal 13.
La ausencia del humor "trajo" más humor. Paradójicamente, al enorme vacío que originó la muerte de Alberto Olmedo, le sucedió un año repleto de programas humorísticos. Llegó Antonio Gasalla con mucha fuerza en ATC, se fusionaron los elencos de Hiperhumor y No Toca Botón para formar Shopping Center, Berugo Carámbula y Héctor Larrea incorporaron pequeños pasos de comedia dentro de sus programas de entretenimientos, Jorge Porcel y Juan Carlos Altavista continuaron con sus ciclos, y Canal 13 preparaba una comedia que no sería un programa más, esto se olfateaba con ver los avances del nuevo ciclo en el noticiero del canal, y ese olor no era precisamente el de la parrila que tan bien armaba El Cholo. Nos referimos a Al fin y al cabo... de Carne Somos, el ciclo que terminó de consagrar a Guillermo Francella.

Ricardo Rípoli y Silvina Tacagni (la "mamita"), lo que es lo mismo que decir Guillermo Francella y Silvia Kutika

La historia contemplaba pasos de comedia italiana, con ciertas reminiscencias a las grandes familias que habitaban un Buenos Aires que cuesta encontrar ahora, en este 2011. Los patios, la parrilla, el asado dominguero como una rutina y no como un lujo tal cual sucede en estos tiempos, la novia del barrio, la unión entre los vecinos, los debates en la carnicería, el médico del barrio visto como una institución... Todo eso era De Carne Somos, el ciclo creado por Rodolfo Ledo, en esos tiempos bajo el seudónimo de Mario Millán. Aquí va la intro:



Ya habrá más adelante un post en Tele Retro sobre Guillermo y todo lo que aportó este excelente comediante a la tele argenta. Pero hace mucho tiempo que esperábamos hacerle un homenaje a este ciclo, porque De Carne Somos ha sido, a criterio de quien esto escribe, una de las últimas extraordinarias comedias costumbristas nacionales.
Francella es Ricardo Rípoli, un carnicero de barrio, que tras quedar huérfano de padre, se convierte en el sostén de su madre Angelita (Chany Mallo), y de sus tres hermanas: la Panky (Adriana Salgueiro), Vicky (Alejandra Darín) y Pucky (Lorena Paola). Ricardo es extremadamente sobreprotector y moralista de la puerta para adentro "con los demás" pero exento en cuanto a sus propios actos (los famosos "toco y me voy" o "desahogos"). Pese a estar rodeado del cariño de Betty (Judith Gabbani), o de Matilde (Silvia Cicello, la hija de El Cholo), su gran amor es Silvina Tacagni, (Silvia Kutika), a quien llama "la mamita", por considerarla madre de sus futuros hijos.

De Carne Somos es una comedia tan, pero tan completa y rica, que vamos a desgranar y presentar como corresponde, a sus personajes:

Silvina (la Mamita) Tacagni: Un buen papel para Silvia Kutika, Silvina es la ayudante de su padre en el consultorio, está de novia al principio con Gonzalo pero se nota que sus ojos están rumbeados para el lado de Ricardo. Lo que sucede es que cada vez que lo ve (como observamos en la intro), él siempre está junto a otras mujeres que ocasionalmente entran en su vida. Una buena escena del programa ocurre cuando Ricardo le da el primer beso:



El “Tordo” Tacagni (Juan Manuel Tenuta) es el médico del barrio. Aquí está tomado como “ese médico de cabecera” de los barrios de décadas anteriores, donde el doctor es respetado como una “eminencia” (Ricardo lo llega a llamar “el científico del rrioba” cuando Tacagni viaja hacia Rafaela en pos de un Congreso Médico, con despedida incluída por parte de los vecinos y algún instrumento para tocar una marcha en su honor.
Rodolfo está en su consultorio, por lo general atendiendo a un anciano sordo llamado Don Matías, y siempre entra Ricardo a interrumpirlo lo cual lo desquiciará pero en el fondo le tomará cariño e irá con él a ver a Rácing luego del asado dominguero. Tacagni, viudo y padre de Silvina, se pondrá de novio con la ex de Sergio, Susana (Cecilia Cenci), quien tendrá una frase latiguillo: “¿en qué sentido me lo dice, doctor?”

El "Tordo" Tacagni. Gran papel de Tenuta.

Doña Angelita (Chany Mallo)
es la madre con reminiscencias italianas exageradas, ante un problema o algo que no le conviene, dice "nene, me agarra la clorosis"; "no veo, no veo"; "ay nene, qué disgusto", y otras de ese estilo.

Chany Mallo, una grande. Al hacer este informe me enteré que falleció en 2004.

Panky (Adriana Salgueiro)
, es la novia de Sergio (Orlando Carrió). Punky es, tal vez, uno de los personajes más sensibles y de mejor entendimiento con Ricardo. Tiene empuje e intenta siempre trabajar de la manera en que pueda, tanto vendiendo artículos en los colectivos o instalando una peluquería en su casa. Sergio es el típico vividor, que no tiene un peso y que acude a los asados domingueros de Ricardo con un magro paquete de 6 facturas (económico en ésa época). Cariñosamente, Ricardo lo llamará "el Pípi".

Vicky (Alejandra Darín) está casada con Nando (Pablo Codevilla). Nando trabaja con los padres en la fábrica de Papel Higiénico. Su madre, Angélica (Patricia Terán), es sobreprotectora y metida, al punto de entrar en la casa de la pareja y meterse literalmente en su cama a desahogar los problemas que tiene con su marido Osvaldo (Carlos Trigo). Vicky está embarazada mientras promedia el primer año de la comedia y su matrimonio con Nando sirve para mostrar, a nivel guión, a los típicos "familiares metidos" que habitan en todo hogar. Por otro lado, Osvaldo buscará ayuda en Ricardo para financiar el "papel higiénico con chiste", toda una novedad en el mercado.

Puky (Lorena Paola), tiene un papel menos destacado, pero que muchas veces, pese a tener menor edad que los demás, es la que ordena más de una situación (por ejemplo, cuando les dicta la tarea a su hermano, al Cholo y al Toño, quienes van a la escuela nocturna). Su pareja es Freddy (Adrián Suar), un vago al que no le queda otra que ponerse a trabajar en la carnicería de Ricardo como chico de los mandados. Es realmente graciosa la dupla que arman Francella y Suar en la tira.

El Cholo (Emilio Vidal), es una especie de segundo padre de Ricardo, un poco por ser amigo del verdadero padre de éste y otro poco por interés, ya que el Cholo está enamorado de Angelita, la madre de Ricardo. Además, es el encargado, como dijimos más arriba, de preparar el asado de los domingos. De hecho, cuando la carne está lista, su típico grito es "aaaaarriba los zochoriiiiiiiis". El Cholo trabaja como verdulero en la carnicería de Ricardo y siempre mencionará que su mercadería "es de calidá, Doña, del Mercado Central".

Toño y Cholo, Luis Cordara y Emilio Vidal, dos actorazos que ya no están.

Toño (Luis Cordara), es un personaje tan importante dentro de la historia, que fue incluído en la temporada de teatro invernal de ese año. Es el ayudante de Ricardo en la carnicería, extremadamente bruto pero cálidamente buenazo. Su frase de cabecera es "por Diosssss", tomándose la cara como si fuera un guante, en señal de desesperación.

Por último, lo tenemos a Gonzalo Vega Carreras (Boris Rubaja), quien, de forma desquiciante, cada vez que saluda se anuncia como "Hola. Soy Gonzalo Vega Carreras, administrador de empresas", entregando una tarjeta a su propia madre si es necesario. Gonzalo será el primer novia de Silvina en la historia, denominado "Miguelito" por Ricardo. Luego de ser desbancado por Rípoli, se enganchará con Betty pero con el correr de los capítulos, desaparecerá por completo. También participaron, entre otros, Fernando Lúpiz y Paolo el Rockero. Justamente compartimos una escena con éste último:



Ricardo presenta una comunicación muy graciosa con Dios, al ir a la Iglesia con una vela en la mano, y hablar con una voz misteriosa (Eugenio Troisi) que sólo él escucha. Cuando Dios se enoja suele escucharse un trueno fuerte y se ve un relámpago. Esta representación le irá diciendo a Ricardo lo que está bien y lo que no, en su lucha por conquistar a "la mamita".
Este es uno de los mejores momentos de la comedia, singularmente graciosos, porque no olvidemos que hasta mediados de los años '80 existían aún ciertas historias conservadoras en la tele, en donde "no se podía tocar a Dios". En este caso, esta "desestructuración" comenzaba con Ricardo hablándole mano a mano a Dios en tono humorístico desde el guión, (y a veces enojándose)lo cual en años anteriores hubiera sido tomado, por el pacaterismo de turno, como una falta de respeto. Frases de esta situación son "pero... ¿qué estamo´haciendo Diosito?" (con rostro de enojo como sólo Guillermo puede hacerlo) o "uno, dos, probando, aquí Ricardo... uhhh ¿no estás? ¿se cortó?" (cuando entraba a la Iglesia con la vela intentando comunicarse). De todas maneras, el gran latiguillo por excelencia que hasta el día de hoy perdura, es el llanto ("euuuuuu") de Ricardo Rípoli, decididamente inimitable.
Y hay más guiños hacia el "futuro", ya que la relación entre Tacagni y Susana, aún dentro del matrimonio que contraen, se enmarca en el "tratarse de usted", algo que harán casi diez años después Roxi y Panigassi en Gasoleros.
Sin dudas, De Carne Somos fue el quiebre que hacía falta en una triste tevé sin uno de sus máximos referentes, Alberto Olmedo. Pero fue algo más que eso, ya que marcó un verdadero costumbrismo que ninguna comedia actual y pasada de Pol-ka podrá lograr y captar tan bien. Una cierta continuidad, acerca de los valores de la familia, se dio en Los Benvenutto, pero al ser un ciclo en vivo, jugaba con otros tiempos. Aquí, otro segmento del programa:



En la etapa final del primer ciclo, ya con Ricardo casado con Silvina, entra en acción Don Pedro, un "linyera" que se acerca a la carnicería de Ricardo a manguearle comida. Extraordinaria actuación de Nathan Pinzón en este rol, con escenas inolvidables, como acontece cuando le roba a Ricardo su querido Muñeco. Sobre el cierre del ciclo, Don Pedro es invitado a pasar la Nochebuena con los Rípoli pero no llega a hacerlo. Al otro día, le cuentan a Ricardo que está en el hospital y que pide verlo.
Finalmente, Don Pedro era multimillonario y decide legarle todo a Ricardo, quien fue el único que lo trató decentemente. Es muy risueño el momento en que ocurre ésto, con una escena en el hospital sencillamente desopilante. La compartimos:



Luego de esto, llegará el final de la primera temporada. El material es propio, de hace unos años, que pude hallar junto a otros vhs. Aquí concluía el ciclo:



El programa volvería en 1989 pero no sería lo mismo. Gran parte del elenco ya no estaba y Ricardo junto a su familia fueron a vivir todos juntos a una mansión de 20 habitaciones. Pero no funcionó. Si bien hubo buenas historias en los primeros capítulos, la "esencia costumbrista del barrio" se había perdido. Ya no existía el "arrrrrriba los zochoriiiiis" del Cholo y además, hubo algo que no tuvieron en cuenta al pensar esta nueva temporada, una ley invisible pero eficaz: cuando el protagonista se casa, una segunda temporada es muy difícil llevarla a cabo.
¿Por qué esto? Porque los objetivos son otros. Un gran gancho en las historias es, precisamente, ver cómo hace el protagonista para conquistar a su amor. La historia de Ricardo y la "Mamita" tenía un interés increíble. Una vez casado y estabilizado con ella, hubo una parte importante que ya perdió interés. Verlo el año anterior, cruzando la calle con una regalo enorme o dándole una serenata junto a Guillermito Fernández tenía gracia. Esto ya no se daba y además, se había perdido la dupla con el doctor Tacagni, ya que en este ciclo Juan Manuel Tenuta no fue de la partida.
Quien esto escribe es fana de este ciclo y valoró la segunda temporada, que contó con una actuación brillante de Arturo Maly, en el rol de Mayordomo (Pío). Luego de un tiempo de fortuna, debido a los malos manejos de Nando como contador, Ricardo pierde todo y debe volver al barrio, para cerrar el ciclo con la noticia de que será padre, con lo cual su sueño de tener hijos con la Mamita será cumplido. Hay más material grabado, pero para este post que homenajea al ciclo, tal vez sea suficiente lo que aquí se brinda, que quizás son las mejores partes de una comedia inteligente, entretenida e inolvidable.
Tres atributos que hoy en día, más de un programa de tevé envidiaría...
¡Aaaaarribaaaa los zochorissssssssss!!!!

Gus

Publi Retro: Instituto Panamericano de Televisión,
para revista "La Voz del Rioba" (1976, material propio)


2/3/11

¡QUÉ LOCURA!



Mi tía abuela Pepi, a quien va dedicado este post, era matera. Y ella me inculcó la pasión por el mate, armando para la hora de la merienda, mates de leche. La leche dulce agregada al mate era un manjar. Y en el patio de la vieja casa natal, tomaba mates de leche viendo a Los Locos Addams, que los emitía Canal 13 a fines de los años setenta a la hora de la merienda.
La música era inconfundible y la presentación, brillante:


A raíz de la intro, quería chasquear los dedos como los personajes y no podía. Pasarían algunos meses hasta que lograría el chasqueo (chic chic) con la mano derecha, y muchos meses más, con la izquierda.
Los Addams fueron creados por el dibujante Charles Addams, en forma de tira cómica que salía en el periódico The New Yorker.
En televisión competían con la telecomedia "The Munsters".


Pero los personajes de Los Addams eran muy característicos, vamos a recordarlos: Homero Addams, (John Astin), era el jefe de la familia, abogado, leía el diario en posición vertical, y disfrutaba mucho cuando hacía chocar entre sí a sus veloces trenes eléctricos. Casi siempre se lo veía con un gran cigarro en su mano o haciendo yoga cabeza abajo, de modo similar a cuando leía el diario. Una de las escenas más divertidas era cuando Morticia le pronunciaba alguna palabra en francés, él comenzaba a besarla recorriendo su mano hasta llegar al cuello. Homero, para la versión española, se llamaba Gomez.
Morticia (Carolyn Jones) era extremadamente pálida, casi siempre se la podía ver con su planta favorita, una carnívora llamada Cleopatra, y en varios momentos, sentada en una silla de mimbre.

Homero y Morticia. Que es lo mismo decir John Astin y Carolyn Jones

Uno de los personajes más destacados era el Tïo Lucas, (Jackie Coogan), hermano de Homero. Lucas era pelado, se vestía como un monje y tenía un timbre de voz especial, muy gracioso. Era gran compinche de Homero en varias situaciones. Uno de los momentos inolvidables de Lucas era cuando se apretaba la cabeza contra una prensa. Jackie trabajó en cine con Charles Chaplin, siempre se lo recuerda en el film "El Pibe".

El genial Jackie en la piel de Lucas.

Los chicos eran realmente complicados para cualquier visitante a la casa. Primero, podemos mencionar a Pericles, (Ken Weatherwax), que era una especie de niño consentido y malvado, su alter ego era su mascota, el pulpo Aristóteles.
Merlina (Lisa Loring), tenía una muñeca sin cabeza cuyo nombre era... María Antonieta. Además de esto, poseía una araña viuda negra de nombre Homer.




Inolvidable el Tío Cosa (Félix Silla), que estaba lleno de pelos y tenía puestos anteojos oscuros. El Tío Cosa decía palabras que no se le entendían (Nat Perrin decía cualquier cosa y luego esa cinta se pasaba al revés y allí estaba la voz del Tío). Este personaje aparecía frecuentemente cerca de una chimenea.


Por último, la Abuela Addams (Blossom Rock), era una bruja con todas las de la ley (la ley de brujas). El detalle es que ella fue compañera de estudios de la abuela de Morticia, y aquí es donde transcurre el origen del matrimonio Addams. Homero, de joven, era el prometido de Ophelia Frump, la hermana de Morticia. Iban a casarse por un arreglo familiar, pero cuando conoce a su hermana, se engancha con ella para siempre. Hay algunos capítulos en que aparece Ophelia, encarnada también por Carolyn.
Y cómo no mencionar a Largo. Ted Cassidy en un papel realmente fabuloso, Largo muestra apariencia terrorífica y mal carácter, pero ha sido muy leal a sus patrones y analizando varios capítulos de la serie, un personaje de buen corazón.
Hace poquito me enteré que a Dedos lo “encarnaba” Largo, es decir, era la mano de Ted Cassidy. Un productor se hacìa cargo de Dedos cuando los dos estaban juntos en alguna escena. Con respecto a Ted, cuentan que, un día en solfa, dijo: “¿Llamó usted?” y provocó tantas carcajadas que le dieron letra, ya que en un principio no iba a hablar.


Ted Cassidy, Largo y Dedos, todos en una misma persona.

Homero iba a ser en un primer momento el mayordomo y toda la historia iba a girar alrededor de él, pero hablando con los productores cambió el rol y el nudo de la historia también.
Las tramas en los episodios eran similares. Por lo general acudía un visitante “normal” a la casa de los Addams, y de a poco, las maldades de los niños y las excentricidades de los grandes, lo alejaban del hogar, no sin antes aterrorizarse por la mascota central que aún no hemos mencionado., un león llamado Kitty Cat.
Los Addams fue una serie de culto, no tenía un alto ráting, comenzó en 1964 por la Cadena ABC y luego de 64 episodios, finalizó en 1966.
En 1973 se crearon los dibujos animados de la serie, y en 1977 se hizo un telefilme en colores, con la idea de hacer resurgir la serie, pero fue un fracaso de audiencia y guiones. En este intento participó casi todo el elenco original.

El Especial de Halloween, tuvo un argumento que no lo favoreció.

En Argentina, Calabromas contaba con un sketch parodiando la serie.

Juan Carlos Calabró y elenco, parodiando a los Addams.

Llegan al cine en 1991, con una secuela en 1993 y una tercera parte en 1998. En 1992 volvieron a realizarse dibujos animados aprovechando el éxito de las pelis.


La "promo" de una de las series animadas de Los Locos Addams, por Cartoon Network.

Este post no estaría completo si no vemos un fragmento de Los Locos Addams:



Así como a veces los artistas necesitan reinventarse, en este caso una serie que fue, es y será de culto pero de poco ráting, logró reinventarse con el tiempo.
Y en este punto nos detenemos: la serie no fue un suceso en su momento, pero años más tarde, la nostalgia de varios la resucitó y le dio un lugar merecido en la historia del espectáculo al ser un éxito en cine para las nuevas generaciones.
En lo que a mí respecta, y pese a que las películas son buenas, me quedo con aquella serie original que veía a la hora de la merienda, intentando chasquear los dedos, tomando el mate de leche que me hacía Pepi, y canturreando: "♫ La nieta, el tío y la abuela, el padre de alta cuna, la bella madre de una, familia muy normal. Si van a visitarla, no esperen una fiesta, así verán a ésta, familia tan normal. ¡Qué hermosura!.(chic chic) ¡Qué dulzura! (chic chic). ¡Qué locura! (chic chic). ♫ Si quieren divertirse, que al cabo no les cuesta, aquí es la casa de ésta, familia muy normal (chic chic)"


Gus
(Post dedicado a mi tía abuela Pepi, fallecida hace un año y un mes pero siempre en mi corazón)

Datos y fotos:
http://blogs.elcomercio.pe/
http://chegenetic.blogspot.com/
http://eldesvandelabuelito.blogspot.com/
Revista Under Cover
Gracias Carlitos por la foto de "Largo"!


Publi - Retro:  Georgalos en Revista Anteojito

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Plantilla creada por laeulalia basada en la son of moto de blogger.